Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de enero, 2017

Temple a la altura

Rápido hágalo urgente Toque usted mi frente Note cuan caliente Estoy pensando en mi gente Los vecinos cantan en ingles Las vecinas compran los jingles Los poetas deambulan errantes Buscan palabras difíciles
Provocan fiebre .

No lloró

Puede llorar hasta quebrar la garganta, mierda Está todo mal, de índole catastrófica La distancia es un puñal La sangre son las lagrimas
De nada sirve gritar pero como grita Peor es la perspectiva no obstante respira No hay consuelo ni alcohol que ahoga Es negro el cielo, es una celda Un horizonte de cemento con manchas de humedad
No puede describir tamaña pena Esa incapacidad también le da vergüenza Quisiera estar garabateando su lapida La morbosidad acaba de hacer frontera

.

Cheborra

Los besos del vino Corcheas del llanto Los pupos del sonido
Se canta, la panza La bomba nata
Entonces los litros La verdad, su descubrimiento La traición al descubierto
Ladramos las perras Tango de guachas
No obstante seguimos Codos versus pinos Flojos versus dormidos
Algunos les toca vomitar Algunas les tocan, les da igual
Dejamos el bar salimos Ladramos los vecinos Estamos convencidos
Policía tu mamá Y nos vamos para casa

A mi trabajo acudo

Duermo hasta despertar al gallo moribundo Me levanto hacia el café tecnológico Estando desnudo me quiero mucho Riegos las plantas, autocritico me ducho Pienso las palabras sin tinta como humo Visto las prendas con la gracia de un oso Para disimular un poco, me perfumo Cierro la puerta dispuesto a mover el mundo Camino al trabajo, peaton deambulo Paseo, me distraigo, pienso, barrunto Llego a estar cansado para aplastar el culo Serán siete horas de guardia del servicio informático A pasos de la urgencia de los gritos desahuciados A cinco metros bajo tierra en un bunker encerrado Si es que ocurre un derrumbe o una catarata de mandados La función de un androide en las nubes de andromeda sin espacio Enganchado al youtube, los juegos de la maquina y el Facebook Al salir a la noche ocurre otra historieta que narro Me hago poeta con Valentina al lado Hasta que las lechuzas dicen que ya han cazado
Salvo que sea viernes, domingo o sábado. ,