Pido Asilo (como pocos)

Bajo tropezando todo rayado el monte
Me han echado los perros, mi viejo deporte
Mi lengua es de hierro, hago cortes si muerdo
No tiemblo ni enfermo, no noto dolores

Me buscan antiguos  traidores
Bastarda venganza que ancla mi karma
Castiga mis nalgas cual niño de falda
Caprichos, errores, catástrofes, fallas

Mas tengo una urgencia que viene de fábrica
Y estas caderas de marca tarasca
No es cualquier bestia Matías Canga
Me llama poeta quien rasca mi espalda

Ella es mi iglesia, ¡que bellas campanas!
La catedral de sus piernas señala la llama
Su tronco se quema, me crispa tallarla
Al dios que ella reza es carne enervada

Su viento en mi vela me lleva a la calma
Me da esta fuerza de alzar toneladas
Entonces aplasto conceptos y zarzas
Enfrento al fracaso pues tengo las armas

Si pierdo o si gano será este sendero
Con estas dos manos y estos dos cuernos
Quizás sea el diablo y esto el averno
Su alma a cambio de versos perversos

Comentarios

Publicar un comentario

Entradas populares