4k + 1

En días cuarenta y uno
Sigo sin ser sabio
Sigo sin ser el diablo

Con taras, tarado
Sin vos, poético
Es tú, estúpido

Valiente dada la cantidad del miedo

El gran perdedor solitario
Solidario bebedor ¡Compañeros!

Arrugado de reír tanto, de la expresión
Ortográfico, gran bailador
Siempre lúdico, siempre niño

Supongo que loco, detrás del amor
Sin conseguirlo ergo deprimido
Con fe en el futuro, del credo romántico

Padre de mis hijas, luego exitoso
Amado por ellas, feliz por su razón
Brilla como su sonrisa la luz del sol
Me llena su alegría, me sigue faltando Azul

El ying, el yang, acaso en equilibrio

Las ganas literarias en pleno ímpetu
Oveja negra, dolido y orgulloso por eso
Me sigo llamando Matías, Poeta es mi apellido
Las letras en la cabeza me marcan el ritmo

No cumplo las expectativas ni eso pretendo
Llevo la infancia en las venas en la edad de un adulto
Ya no sé dónde queda, ni siquiera pregunto
Son más de cuarenta pero todavía juego

Así he roto otra década, yendo a por todo

 .

Comentarios

Entradas populares