Porvenir

Persistiré en porquerías de cerdos posesos
Versificaré la sonrisa en el intelecto
Tendré su caricia para hacerlo intenso
Pensaré en su beneficio como el placer mismo
Encontraré en sus caderas mi turismo preferido
Viajaré, entonces, por las marismas del delirio
Navegaré su piel entera con la yema de mis dedos
Corregiré mi trayectoria apuntando a lo exquisito
Debatiré entre otros temas la libertad del sexo
Nutriré la filosofía regándola con vino
Leeré como se juega, con el anhelo lúdico
Admiraré a otros artistas, muchos, algunos
Buscaré ser alguien loable, un gaucho
Valdré lo que Vale me tase en efecto
Seguiré aporreando el lápiz contra el cuaderno

Encontraré la manera de decírselos
.

Comentarios

Entradas populares