Permiso

Hasta darme aires
Hasta me callaste
Hasta el mil seis cientos
Es decir, hasta la bocacalle

En un momento de confusión
Es un instante de fortaleza
En polvos de horas sin medias
Entre tus dientes la lengua

Es cantar la canción
La del hombre que encuentra
Es deletrear emoción
Es ir perder escaramuzas y guerras

Ya no voy de robot
Ni hay convención de Ginebra
Mis pantalones y yo
Nos llevamos apenas

Vas a viajar un mundo donde mi alma
Tu vehículo pasajera
Vas a gritar muy profundo
Mi nombre “cavernas”

Morderme no planificar
Q a Utopía no he sabido llegar
Q andá a saber los dragones de ultramar
Vamos reemplazando sentir  por gozar

Dejadme escucharte un ratito
Dejadme tomarte un mate
Dejadme decirte despacito
Dejadme entrar, te suplico

Comentarios

Entradas populares