Pandilla (otro cuentito de SocialFicción)


Era un bosque siempre verde, repleto de pinos arcanos, con el sol oblicuo y viejas leyes. Ahí fue que nació nuestra orden de Caballeros Rebeldes. Pues somos nosotros cinco quienes hemos prometido nuestras a combatir con ahínco al farsante Smith Padilla. El nuevo presidente que han establecido las fuerzas económicas extranjeras en nuestro país
Somos cinco los guerrilleros, mal llamados terroristas por la prensa corrompida.
A mi me llaman Matías “El Poeta” por que estallo dinamitas, c4, artefactos; meo en plato y no salpico, así soy de efectivo. La verdad es mi propósito por eso dirijo a esta Pandilla. Comando, de hecho, este equipo de feroces Argentinos.

Mi cómplice es Valentina, especialista en mis cosquillas, karateca medio ninja amen de geisha. Experta en criptografía, sanguinaria, socialista. Decidida. Se la nombra en las revistas donde posa con tanguita ofreciendo su colita, cosa que disfruta en su ego y sindica a todo el pueblo merced de su cuerpo y con su mente cuando le hacen entrevistas (Ver “Entrevista a Valentina”)

Luego hay un hombre que es pianista, que es compatriota, que tira con rifles de mira telescópica y en sí es un pedazo de una célula que conforma junto a otros cinco payasos con quienes perpetra panfletos musicales. Él se caga en el BlaBla, de Charly me refiero.
Un músico de  voz alta y metralla; tenor del nuevo candombe además de tirador certero y otras artes a las que no voy a referirme en este texto para no hacerlo tan extenso.

Nuestro cuarto lleva falda. Un engendro bipolar entre un claro cataclismo y el diluvio universal; como joven comiquísimo es un transexual con tetas y pito. Es culebra su sigilo, un asesino natural. Llevar una arma de silencio y con ella sus disparos se destinan como fatales por eso la prensa amarilla lo llama “Balín El Inclasificable”

El quinto es de plástico, arena y metal. Habla en LED comprende datos e inteligencia artificial. Lo llamamos “Garabatos” es un computador al que le gusta dibujar complejos autorretratos que nuestro movimiento utiliza para labrar las actas de nuestras juntas en papel cuadriculado. La UTN (Universidad Tecnológica Nacional) luego de que Balín ofreciera su Fellatio a varios miembros de la institución.
Este ordenador es capaz de robar y alterar cualquier base de datos del mundo ya que accede por la red eléctrica (o cualquier medio inalámbrico) y conversa en aparato (es cobol mas turbo c pero metanfetimizado).

Por eso nuestra Pandilla siempre está de todo al tanto y tenemos fondos prácticamente ilimitados para realizar nuestras operaciones. Garabatos se comunica con nosotros con cualquier medio que encuentre a su disposición, ya sea internet, celulares, o los complejos equipos de radio que utilizamos cuando intervenimos algún edificio gubernamental para hacerlo explotar. O bien cuando sacamos de este mundo al funcionario corrupto de turno.
Primero le robamos el oro y después lo matamos esperando que su alma sufra el mismo trato. Esto que parece tan drástico, sucede al norte del país con nuestros niños cuando guacho y nuestros hombres siendo gauchos.
Nosotros usamos pólvora y ellos sus salarios. El efecto de sus fallas morales es un crimen demográfico para el cual nos hemos asignado las funciones de juez y verdugo.
Estamos preparados para ejecutar nuestras sentencias. Nuestro manifiesto son nuestros actos y nos llamamos, entonces, revolucionarios.
He aquí el ejemplo, el objetivo de estos párrafos, relatarles de manera breve una intervención de alto combate.
Los objetivos son el hotel mas pudoroso de la ciudad con su cielo cinco estrellas incluido, el Sheraton previo el Shopping Patio Olmos.
Hasta operación la llamamos “Limpieza” (súper originales).
Solo cuatro de nosotros pero cinco cabezas. Merced de nuestro integrante electrónico compramos explosivos plásticos de uso minero. Mediante complicadísimas maniobras electrónicas y transferencias los estafamos, de esta manera para hacerlos volar a la mierda no gastamos ni un centavo. Una genialidad de Garabato.
Es gracioso el contrabando cuando resulta en una comedia.
Embalamos el explosivo en cajas y las forramos como regalos para llenar con estos últimos dos camionetas de doble tracción adquiridas por el mismo medio que los explosivos. Cada una de las cajas llevaba un detonador activado de forma remota mediante un complejo receptor de encriptación en multifrecuencia.
Dos parejas, una por vehiculo. Así salimos como para dar una vuelta del perro burguesa.
En el que dejo primero el depósito iban Charly y el Balín debidamente disfrazados y maquillados por Balín que en esto es un capo. Del otro automóvil nos encargamos con mi perra. Llegamos a destino casi al mismo tiempo, estacionamos en las playas de estacionamiento tarifadas que se ubican debajo de las moles consumistas.
Las cámaras que nos grabaron tomaron a cuatros personas distintas a las reales.
Nos subimos al auto de la pandilla los cuatro y nos dirigimos hacia la residencia “segura” de Aguas de Oro, propiedad de una sexóloga adepta a la causa. Ese sábado, a las 22 hs, exactamente en el momento que daba inicio a su disertación, en el salón de convenciones del Sheraton, el principal referente del simposio “La Importación Benéfica Tecnología” organizado por la Comisión de Mercado Exterior de la Cámara de Valores; se emitió la señal y ambos centros comerciales fueron demolidos de un bombazo dando comienzo a nuestra lucha por la no colonización.

Comentarios

Publicar un comentario

Entradas populares