Ir al contenido principal

el ultimo de los diaz


Me preguntaba un enfermo como pasaría el último día
Me le afloje la corbata y a horcajadas ensaye la teoría
Escuche de la imaginación el batir de alas
Apunte a la narración y luego hice fuego
Paso a contar a continuación mi jornada de jornalero
Me levantaría más temprano que el sol con compañera de amor
Tomaría un café subidón hecho a mano con agua hervida
Tipo seis y media seriamos dos levantando anclas a la rutina
Dejaría pegado un volante de poesía, en el bus, con tela adhesiva
Daría pasos entre mis versos hacia el bloque de oficinas
Llegaría a un hospital como vivo entre los muertos
En un instante tensaría el respaldar de mi trono silla
Teclearía el poema de seis semanas atrás corrigiendo arritmias
Munido de impresos iría a llevar a cada servicio uno de estos
Charlaría de filosofía con el ingeniero Verra
Regaría con deseo a enfermeras y medicas
Subiría a ese techo a darme flor de fumatina
Declamaría experimentos ante las chicas de la social asistencia
Le llamaría por teléfono para endulzarme el todavía
Haría ansiedad el último trecho a la salida
Barrería un poquito
Dormiría la siesta
Iría al colegio a rescatarla de la docencia
Notaria el alivio al verme contenta
La traería a la choza a matear en la pirca
La dejaría babosa de cumplidos y lamidas
Ella sexo puto yo sexópata en la realidad
Cenaría un manjar con dama y señoritas
Al final el postre en llamas, la pasión le quemaría
Abandonaría entre sus nalgas la espada flácida

Pucho mediante dormiría soñando estos días

Comentarios

Entradas populares de este blog

Voy o vengo

A tomarme el atrevimiento
A romper con palabras el silencio
A creer que existe un mensaje de hecho
A pedir perdon ya que no permiso
A creer que soy grande como todo petiso
A intentar encontrarles en mitad del desierto
A llenar el lugar que ocupaba el viento
A buscar la sonrisa de los niños mas viejos
A mostrar carne viva en el centro del pecho
A elevarles la vista hasta encontrar el respeto
A un torbellino de ideas, de nuevos conceptos
A explicar que la vida es en sí el éxito
A proponer de las mechas el buen uso del sexo
A gritar libertad como un gaucho argento
A enseñar que las vulvas devoran los pitos
A escupir en su boca un millon de besitos
A declamar en voz tosca poesía con pelitos
A putear con bronca los piratas extranjeros
A dejarla redonda detrás del arquero
A habitar una onda en el espacio estereo
A exigirles la lucha con estos argumentos
A tocar la cachucha de la unica del genero
A apoyarme en los hombros de mis compañeros
A asegurarles que este no es otro progama rockero


No solo eso

Violento romántico De las mechas, orgasmos La tortura, los mimos Los pétalos sádicos
El alma, su cuerpo Las ventanas, los parpados La saliva, el cuello Lingerie allá vamos
La amistad con deseo El noviazgo casados La aventura del beso El mordisco en los labios
Conversar hasta viejos Abolir los horarios Disfrutar hasta el tedio Ser amantes muy sabios

Viva el papo

Viva el papo y demás agujeros Horadarlos o acaso lamerlos Sazonarlos, es decir sentimientos Que lo vacuo se lo ocupe con pelos
Viva el papo, se los dice un pampero Sin suicidio senos vuelan los sesos La succión de remolinos corpiños Mamas, manos, deliciosos aprietos
Viva el papo, lo opuesto está muerto La rigidez gracias al libido La liquidez por ser efectivo La regla es: dar es lo lindo
Viva el papo de color caramelo En su tanga, caracol algo tímido Con sus mechas un feroz leoncito Si que apesta a cebolla y deseo
Viva el papo contenedor de cariño Voy con fuerza, más sin faltar el respeto No es violencia esos dulces Chirlitos Lo que quiera, es decir, si lo acepto
Viva el papo en sentido heterodoxo Viva el culo de Sodoma putanesco Viva el mundo, el amor entre individuos
Vibra hondo en el fondo, paraíso