Ir al contenido principal

La Rubia


Es la rubia que nos decía Sabina
La novia que se merecería un Mad Max con suerte
Es la muñeca guerrera que Barbie tenía en mente
Es la fuerza del cuero, es potente
Esta calla a Prodan ¿y qué?

El que entra la mira y sueña
Un monolito al apetito sexual
Tiene cuerpo cincelado en caricias
Es áspera, de franela una lija
Esta curada en la noche cordobesa
De un solo hervor no se va a cocinar

Es de belleza sensualmente agresiva
Cuando mueve las caderas tiembla el local
Es en sí misma un generador de sonrisas
Imaginarla flautista hace de ratones un mar
Imaginarla vestida puede ser que no suceda

Es quien enciende la vista y la táctil ceguera
Son pa palparle las manos toditas las piezas
Es una maquina creada por un dios hedonista
Está pensada como toda una fantasía
Esta mencionada en ciertas poesías
Es y así justifica toda su existencia
La rubia onírica de nueve noventa

Comentarios

Entradas populares de este blog

Voy o vengo

A tomarme el atrevimiento
A romper con palabras el silencio
A creer que existe un mensaje de hecho
A pedir perdon ya que no permiso
A creer que soy grande como todo petiso
A intentar encontrarles en mitad del desierto
A llenar el lugar que ocupaba el viento
A buscar la sonrisa de los niños mas viejos
A mostrar carne viva en el centro del pecho
A elevarles la vista hasta encontrar el respeto
A un torbellino de ideas, de nuevos conceptos
A explicar que la vida es en sí el éxito
A proponer de las mechas el buen uso del sexo
A gritar libertad como un gaucho argento
A enseñar que las vulvas devoran los pitos
A escupir en su boca un millon de besitos
A declamar en voz tosca poesía con pelitos
A putear con bronca los piratas extranjeros
A dejarla redonda detrás del arquero
A habitar una onda en el espacio estereo
A exigirles la lucha con estos argumentos
A tocar la cachucha de la unica del genero
A apoyarme en los hombros de mis compañeros
A asegurarles que este no es otro progama rockero


No solo eso

Violento romántico De las mechas, orgasmos La tortura, los mimos Los pétalos sádicos
El alma, su cuerpo Las ventanas, los parpados La saliva, el cuello Lingerie allá vamos
La amistad con deseo El noviazgo casados La aventura del beso El mordisco en los labios
Conversar hasta viejos Abolir los horarios Disfrutar hasta el tedio Ser amantes muy sabios

Viva el papo

Viva el papo y demás agujeros Horadarlos o acaso lamerlos Sazonarlos, es decir sentimientos Que lo vacuo se lo ocupe con pelos
Viva el papo, se los dice un pampero Sin suicidio senos vuelan los sesos La succión de remolinos corpiños Mamas, manos, deliciosos aprietos
Viva el papo, lo opuesto está muerto La rigidez gracias al libido La liquidez por ser efectivo La regla es: dar es lo lindo
Viva el papo de color caramelo En su tanga, caracol algo tímido Con sus mechas un feroz leoncito Si que apesta a cebolla y deseo
Viva el papo contenedor de cariño Voy con fuerza, más sin faltar el respeto No es violencia esos dulces Chirlitos Lo que quiera, es decir, si lo acepto
Viva el papo en sentido heterodoxo Viva el culo de Sodoma putanesco Viva el mundo, el amor entre individuos
Vibra hondo en el fondo, paraíso