El Cielo de Pablo

Verde sobre marrón guitarras
Grita el cantor ¡salud! Se brinda
En el aire pulula el amor, cimientos
En San Marcos bajo ponchos eternos

Los concurrentes piden sus zambas
El fuego es real de artificio
Sin ninguna necesidad de actuar sonreímos
Este es otro origen en el destino

La fortuna brilla, nosotros lo mismo
Se consolidan amistades del rio a la orilla
No hay mugidos sobre el asador eximio
Por detrás de la electrónica opinan los grillos

La escasez de soda no es advertida, insisto
La bebida digestiva hace espuma como los rápidos
La energía se palpa a través de la tierra, el pasto

De la alegría anfitriones, Cielo con su Pablo.

Comentarios

Entradas populares