Cruel con la gravedad




A las gorditas pasadas
Les quiero agradecer
Sus cien mil toneladas
De grasa y placer
Tremendas mamadas
Me supieron hacer
Como chocolatada
Acostado o de pie
Separaron las nalgas
Gritaron mi nombre
Bien entregadas
Como corresponde.
Fueron avisadas siempre.
Solo sexo y urgente.
Hasta que chirríen los dientes
Boca abajo.
Ballenas de leche.
Lustraron mi palo
Me habéis relajado
Por eso, gracias
Por esas gigantes, cachas
Por los circos, las carpas, bombachas.
Por su sed blanca.
Las he disfrutado.
Como un monarca.
O bien Marqués
De donde se llega a su estomago
Les di mi piel a cambio de un trato
En un rato romper
Les sin manteca el ano.
Por dios!
Me dio asco
Pero tuve que poseerlas
Me faltaban fantasías
Tenía en la cama
Una esposa repetida
Que encima no quería
Así que
Gracias queridas
Por su millón de lamidas
Hasta la vista.

Comentarios

Entradas populares