Ir al contenido principal

Ochenta Hojas


He descubierto el cuaderno
Le daré la vuelta en ochenta hojas
Será durante el invierno
Todo mezclado como ensalada rusa
En alemán no, en castellano
La madre que me pario es gallego segunda
Mi abuelo un buen español
Mi abuela, la india, su búsqueda
Su segundo marido fue aviador
El tercero casi ni le duró
Del otro lado la sangre asusta
Un mitómano crónico
Una santiagueña astuta
La segunda abuela
Un cariño de calma
Lina la sabia
De mis padres mejor ni hablar
No vaya a ser que exista el karma
Pues todos mis meritos fueron ser fértil
La ausencia estigma, mi marca
A tres niñas hermosas les hago falta
Los espejos gritan ¡imbécil!
Era solo alejarse de su mamá
De las mentiras, la frigidez, la vacuidad
Hoy existe Valentina, el ying de mi yang
La vagina que recita el presente del verbo amar
La señorita que me explica el ser intelectual
La agencia de inteligencia que es compañía moral
La musa que pisa e me inclina a ponerme a pensar
A quien le hurgo las cosquillas que leéis literal

Comentarios

  1. Me ha gustado mucho tu poema por su frescura y su narraciòn.

    un abrazo

    fus

    ResponderEliminar
  2. Me da una mezcla de pena y bronca lo de las tres hermosas niñas con el papá ausente. Entiendo, es ficción, igual me da tristeza y me enoja.
    Muy linda la forma de escribir.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. hasta donde yo se no existe la poesía de ficción, hay quizás algo de exageración pero nunca ficcion:
      mil gracias por su lectura

      Eliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Voy o vengo

A tomarme el atrevimiento
A romper con palabras el silencio
A creer que existe un mensaje de hecho
A pedir perdon ya que no permiso
A creer que soy grande como todo petiso
A intentar encontrarles en mitad del desierto
A llenar el lugar que ocupaba el viento
A buscar la sonrisa de los niños mas viejos
A mostrar carne viva en el centro del pecho
A elevarles la vista hasta encontrar el respeto
A un torbellino de ideas, de nuevos conceptos
A explicar que la vida es en sí el éxito
A proponer de las mechas el buen uso del sexo
A gritar libertad como un gaucho argento
A enseñar que las vulvas devoran los pitos
A escupir en su boca un millon de besitos
A declamar en voz tosca poesía con pelitos
A putear con bronca los piratas extranjeros
A dejarla redonda detrás del arquero
A habitar una onda en el espacio estereo
A exigirles la lucha con estos argumentos
A tocar la cachucha de la unica del genero
A apoyarme en los hombros de mis compañeros
A asegurarles que este no es otro progama rockero


No solo eso

Violento romántico De las mechas, orgasmos La tortura, los mimos Los pétalos sádicos
El alma, su cuerpo Las ventanas, los parpados La saliva, el cuello Lingerie allá vamos
La amistad con deseo El noviazgo casados La aventura del beso El mordisco en los labios
Conversar hasta viejos Abolir los horarios Disfrutar hasta el tedio Ser amantes muy sabios

Viva el papo

Viva el papo y demás agujeros Horadarlos o acaso lamerlos Sazonarlos, es decir sentimientos Que lo vacuo se lo ocupe con pelos
Viva el papo, se los dice un pampero Sin suicidio senos vuelan los sesos La succión de remolinos corpiños Mamas, manos, deliciosos aprietos
Viva el papo, lo opuesto está muerto La rigidez gracias al libido La liquidez por ser efectivo La regla es: dar es lo lindo
Viva el papo de color caramelo En su tanga, caracol algo tímido Con sus mechas un feroz leoncito Si que apesta a cebolla y deseo
Viva el papo contenedor de cariño Voy con fuerza, más sin faltar el respeto No es violencia esos dulces Chirlitos Lo que quiera, es decir, si lo acepto
Viva el papo en sentido heterodoxo Viva el culo de Sodoma putanesco Viva el mundo, el amor entre individuos
Vibra hondo en el fondo, paraíso