Ir al contenido principal

Llantos


Lloro tanto que me seco
Así estoy, endurecido
Con polleras como un escocés típico
Con ojeras de dormir lo mínimo
Con heridas que me he infligido
Con deudas en el banco del cariño

Lloro tanto, me lastimo
Lloro y lloro mis delitos
Responsable sangro gritos
Si me matan no es suicidio
Nadie escapa su destino
Ni el poeta con sus giros

Esta muerta que es lejísimos
Creen que mamo, no soy tanguito
No es de humanos lo que siento
Zombis muertos vivos

Toi podrido, las niñas lejos
Como padre no les sirvo
Por su madre es el odio

Mis errores son nocivos
Para todos en mi círculo
No alcanza haberme arrepentido
Ni a ellas
 Ni a mí mismo


Comentarios

  1. Es un dolor muy crudo, yo aveces me he sentido así, pero ha aprendido que todo pasa, y que haberle contado a mi hoja blanca mis dolores, me ha servido para superarlo, pues lo que uno quiere expresar, aveces pocos lo entienden, y uno calla. Te felicito por no acallarte con tu hoja. Beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. a quien sino confesarle mis pecados? a quien llorarle lo malo que he sido? aquien? (valentina no merece estas penas )

      Eliminar
  2. Te lo digo por acá también: Es un poema que sale de las tripas y te rebota directo en medio de la panza -allí, donde siento lo más básico- y me conmueve. Felicitaciones otra vez!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. mil gracias por la lectura, cuando lo escribí me dolía el mundo

      Eliminar
  3. Un dolor muy profundo se expresa a través de tus palabras, muy bien llevadas...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. la única poesía es la autentica (doy lastima a veces)

      Eliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Voy o vengo

A tomarme el atrevimiento
A romper con palabras el silencio
A creer que existe un mensaje de hecho
A pedir perdon ya que no permiso
A creer que soy grande como todo petiso
A intentar encontrarles en mitad del desierto
A llenar el lugar que ocupaba el viento
A buscar la sonrisa de los niños mas viejos
A mostrar carne viva en el centro del pecho
A elevarles la vista hasta encontrar el respeto
A un torbellino de ideas, de nuevos conceptos
A explicar que la vida es en sí el éxito
A proponer de las mechas el buen uso del sexo
A gritar libertad como un gaucho argento
A enseñar que las vulvas devoran los pitos
A escupir en su boca un millon de besitos
A declamar en voz tosca poesía con pelitos
A putear con bronca los piratas extranjeros
A dejarla redonda detrás del arquero
A habitar una onda en el espacio estereo
A exigirles la lucha con estos argumentos
A tocar la cachucha de la unica del genero
A apoyarme en los hombros de mis compañeros
A asegurarles que este no es otro progama rockero


No solo eso

Violento romántico De las mechas, orgasmos La tortura, los mimos Los pétalos sádicos
El alma, su cuerpo Las ventanas, los parpados La saliva, el cuello Lingerie allá vamos
La amistad con deseo El noviazgo casados La aventura del beso El mordisco en los labios
Conversar hasta viejos Abolir los horarios Disfrutar hasta el tedio Ser amantes muy sabios

Viva el papo

Viva el papo y demás agujeros Horadarlos o acaso lamerlos Sazonarlos, es decir sentimientos Que lo vacuo se lo ocupe con pelos
Viva el papo, se los dice un pampero Sin suicidio senos vuelan los sesos La succión de remolinos corpiños Mamas, manos, deliciosos aprietos
Viva el papo, lo opuesto está muerto La rigidez gracias al libido La liquidez por ser efectivo La regla es: dar es lo lindo
Viva el papo de color caramelo En su tanga, caracol algo tímido Con sus mechas un feroz leoncito Si que apesta a cebolla y deseo
Viva el papo contenedor de cariño Voy con fuerza, más sin faltar el respeto No es violencia esos dulces Chirlitos Lo que quiera, es decir, si lo acepto
Viva el papo en sentido heterodoxo Viva el culo de Sodoma putanesco Viva el mundo, el amor entre individuos
Vibra hondo en el fondo, paraíso