Ni omertá ni censura


Roban, matan, medican, amputan
Plantean amenazas, extravían historias
Veneran al dólar, su alma es inmunda
Esos no diagnostican a lo sumo prejuzgan
Envilecen la ciencia con prácticas pérfidas
Es verdad, se les teme como a la mafia rusa
Desdeñan las leyes y maquinan excusas
Se definen delincuentes, esa es su alcurnia
Ya se los señala
Ya se los acusa
La ética y moral sigue siendo una
Cambalache las pelotas, hay más buenos que sharmutas
Exacto, son más los nobles que los hijoeputas
Estigmaticemos a quienes negocian la salud pública
Digámosle fuera, que no nos asustan
Este hospital entró en guerra versus basuras

Comentarios

  1. Si lo sabremos nosotros/ que uno de esos hijoeputas/no quiso dejar pasar/en su camino final/y aquejada de dolores/a una que era su igual/que el diablo se lo devore/ su nombre Dr:( si se le puede decir)/Alejandro Cenesir/ fue una noche en la guardia/ mi hermana se nos nos moría/ no hay dios ni ciencia ni ley/ que la devuelva a la vida.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. y que tenga cuidado todo aquel que ose marca su error

      Eliminar

Publicar un comentario

Entradas populares