Él la creyó entonces dios


Era la gota que se inmoló
Nadie lo notó
Estaba lluvioso

Era la tierra debajo
Ella se esforzó
Lo hizo de barro

Él la creyó entonces dios
Suplico se pusiese en cuatro
Así fue como rezaron

Era la moneda que se derrochó
Asimismo fan del ahorro
Vivía conflictuado

Era la que hacia el ovillo
Con paciencia, con las manos
Con amor lo fue desenredando

Él la creyó entonces dios
Conversó con ella los sucesos diarios
Sin penitencia los dos se confesaron

Era el paso del tropezón
Estaba, digamos, volando
La caída del sol le daba pánico

Era directa como un dardo
Más al tinto que al blanco
Esa era la solución, brindaron

Él la creyó entonces dios
Acompaño con salame y queso
Establecieron uno de los ritos

Era uno de los días hechos años
Su tono oscuro
Su futuro estaba apagado

Era instantánea, una foto
Detallista con iluminación, foco
Dejo que imaginen su vestuario

Él la creyó entonces dios
Giró sus polleras de color
Bailaron y tuvo fe de nuevo

Era un gusano colgado del árbol
Como un mono sedado
Estilo Kafka moscardón

Era una flor con su jardinero
Le llenó de luz el patio
Le dijo ¡la primavera soy yo!

Él la creyó entonces dios
El cavernícola amariposado
Ese fue uno de los milagros

Era la conciencia de su adicción
Hizo lo necesario
Propuso la letra del contrato

Era un latido del corazón
Discreta hacia su trabajo
Esa era su función

Él la creyó entonces dios
Vivió a su lado

Hasta los ritos funerarios

.
.

Comentarios

Entradas populares