A ver Ingué (Cuento de SocialFicción)



Estaba lloviendo esa tarde, no era mi primer cadáver pero si el primer caso que estaba a mi cargo.
Yo soy el detective Conrado Frenta, cordobés por nacimiento y porque, además no hay lugar que yo más quiera que este Edén natural (están las Cordobesas papá;).
No obstante, este oficio hace que me encuentre con gente que da asco, gente de mierda a quien debo encerrar para evitar hagan daño a los demás.
En fin, dejo de despotricar y prosigo mi relato.
Todas las superficies que pisaba (por las que me desplazaba en realidad) parecían estar conformadas de barro o lodo. Menciono esto dado que en plena ciudad rompe el tono gris con bordeaux producto de la combinación de tierra, agua y la sangre de un pobre hombre (hasta que el forense determine su identidad y por ende sus pecados)
Custodiaba el cuerpo un agente de veintitantos años, casi un niño pero anda armado por estar en la banda estable de los azules policiales. ¿Lo que? Pensaran ustedes y yo les responderé: “Una banda que tiene casi los mismo principios que la del Carlos en barrio San Vicente Ranger salvo que con un tarifario aprobado por ley 32.557 (adicionales).
Paréntesis, por eso los detectives somos formados en universidades y no en academias como los agentes. Una diferencia cualitativa y cuantitativa inversamente proporcional entre funciones; es decir que por cada cien agentes deambulando por las calles  se encuentra un Buen Detective resolviendo crímenes.
Joven, para haber accedido a esta distinción, a mis treinta y dos años ya estaba empezando a perder pelo encontrándome ahora concentrado en subir escaños en la escala intelectual y social de la fuerza.
Y es que hasta hace cuatro meses no tenia nada que ver con el trabajo policíaco. Tenia junto a Agustín  “Chikito” Campos una prospera auditoria de Nano Ingeniería Civil. Para mi inclusión como candidato se habían tenido en cuenta mis notas desde el primer año de universitario, así como los cursos de actualización, perfeccionamiento y el historial financiero.
Es un honor muy grande ser elegido Detective. Uno se convierte en guardián del orden dictado por sus hermanos. Es un acontecimiento patriótico. Es el mas alto galardón intelectual al cual se puede acceder siendo Argentino; dado que si bien hay muchas personas mas inteligentes que nosotros los detectives (en las academias de ciencias y alguna  que otra empresa privada) somos nosotros los más nacionalistas.
Ustedes saben que es gracias a nosotros los compatriotas Detectives que la Argentina esta en el camino de la emancipación o independencia. Nosotros somos los primeros intérpretes de la ley. Y lo hacemos, tenemos la capacidad, la interpretamos pero en beneficio de los Tehuelches, Cordobeses, Bonaerenses. ¿Entiende? No es delito no dejar que le robe un extranjero. En este país hay un solo Derecho y es el que le conviene a la mayor cantidad de almas frontera dentro. Las empresas privatizadas fueron de esta manera legítimamente expropiadas por el pueblo, esas que ganaron de mas o no les importó mentir y engañar para extraer otro milloncete para atesorar. Gracias a nuestro aporte estamos en camino de vencer al dinero con honestidad.
Ahora bien ¿sabéis quien era el cadáver del principio? Era vuestras esperanzas y aquí el que firma, un servidor, un sencillo detective le acabo de demostrar quien ha sido el que cometió el crimen contra vuestra propiedad sentimental.

Lector/a usted ha sido inducido a deducir mediante sencillos conceptos al responsable de toda nuestra mierda. Fíjese que no debemos ná, ya han crecido y muerto millones de vacas. Ya pagamos.

Además, tenemos materia prima y una industria mas o montada. Universidades gratuitas. Llenándolas de gente vamos a comprar de afuera algo mas que espejos de colores y cuentas; fundamentalmente cosas que pesen, que tengan sustancia y materia.
Ya basta de estupideces, si queremos plasma se lo pedimos a la Escuela Nacional de Ingeniería!! (De aquí se desprende que esta viva todavía la esperanza)
Levanto mi teléfono hecho en la Argentina y marco
-          No hay ningún crimen señoría – el mensaje quedo grabado, colgué.
Se me acerco entonces el Agente de policía me preguntó, mejor dicho me dijo.
-          señor eso que esta ahí es una persona, no un concepto.
Le explique al niño
-          este es Jhon Algo Something (léase sonzin) importador de artefactos eléctricos no es delito matar a uno de estos
Me cobije al abrigo del alero y me armé un porro de dulce marihuana para proseguir explicándole al mozalbete. Tome el bote de pintura fluorescente del bolsillo interior de mí abrigo y en la vidriera del local donde nos encontramos pinte en grandes letras “Empresa Extranjera”
-          esto es justicia civil y poética. Si se fija bien va a encontrar que el dinero esta en los cajones, los inútiles dólares intactos. Las cajas de seguridad no han sido violentadas. Evidentemente esto es obra de una de las consultoras de las que están registradas en la Base Nacional Delictiva.
-          ¿Y quien les financia? – pregunto ansioso - ¿Quién les controla?
-          Estas organizaciones son financiadas por el Estado y controladas por nosotros dado que tienen una malsana tendencia al Mesianismo y/o desdeñan el sufragio para ordenar las cosas como ellos quieren. Acordaos que las cuatro veces que sucedió eso fueron detectados por el cuerpo de Detectives y encarcelados, joder si ha salido hasta en los diarios.
Con la razón de mi parte y un trabajo concluido me fui caminando por un camino clarito

Fin.

p.d.: por cualquier aclaración o duda o sugerencia  debajo puede comentarlo, será tenido en cuenta.

Comentarios

Entradas populares